NUEVOS TALLERES MARKETING, COMUNICACIONES Y MÁS!, AQUÍ >>

noticias

¿Es posible en Chile extender el postnatal masculino?

Mu'hu Comunicaciones

Hoy el sistema funciona adaptándose forzosamente a los niños al ritmo de la vida adulto, muchas veces exigiendo a las instituciones educativas adaptarse al de las empresas, cuando la ecuación es al revés. Veamos cómo lo han hecho otras empresas más audaces, las que realmente estén tomando en serio crear políticas internas para conciliar.

Este año VTR se coronó como la primera empresa chilena en dar ocho semanas de postnatal para los hombres. La empresa de telecomunicaciones anunció en agosto de este año que sus trabajadores accederán a un postnatal masculino extendido permitiendo a los padres acceder a siete semanas de permiso parental adicional a la semana legal, ya sea de manera continua o intermitente. La medida surgió de Liberty Latin America, firma propietaria de VTR.

Guillermo Ponce, gerente general de VTR, expresó en una entrevista en Cooperativa.cl que "como país tenemos la gran responsabilidad de avanzar hacia la conciliación entre la vida laboral y personal de nuestros colaboradores. Hoy para nosotros resulta un compromiso fundamental el promover la equidad de género y fomentar la corresponsabilidad parental".

Diageo, la multinacional de bebidas alcohólicas también se sumó a la tendencia. A partir del 1 de julio de este año otorgó a sus trabajadores -independiente de su género-, 26 semanas -completas- pagadas de postnatal, sin discriminar si son parejas homoparentales o solteras.

“Estamos comprometidos en crear una fuerza de trabajo inclusiva y diversa. Además de apoyar a nuestros colaboradores para que puedan experimentar la alegría de formar una familia, mientras siguen prosperando en el ámbito laboral”, afirmó la directora de Recursos Humanos de Diageo para el Cono Sur, Matilde Scaravelli, para el diario La Hora.

Como ya lo mencionamos en otro artículo de nuestro blog, actualmente en nuestro país el padre tiene derecho a un permiso pagado de cinco días, el que se puede usar de dos formas. Primero, desde el momento del parto, cinco días de corrido sin interrupciones, a menos que haya un feriado o fines de semana. Y segundo, distribuirlos dentro del primer mes de vida a partir de la fecha de nacimiento, ya sea de forma continua o fraccionada.

Asimismo, existe la opción de que la mujer ceda parte de su permiso legal al padre (postnatal parental) a través de dos formas. Primero, 12 semanas a jornada completa con 100% de subsidio, y también puede traspasar hasta seis semanas al padre. Y segundo, 18 semanas a media jornada con 50% de subsidio, cediendo hasta 12 semanas al padre, que en algunas ocasiones el tope económico en cargos ejecutivos termina siendo bastante perjudicial un 35% menos de remuneración sin posibilidad de reembolsar la diferencia. ¿Cómo funciona el postnatal masculino en el mundo?

La realidad española. A partir del 1 de abril de 2019 el postnatal masculino en este país se incrementó en ocho semanas, dando paso a la ampliación progresiva de aquí a 2021. Pero no siempre fue así. En 2007 el Estatuto de Trabajadores solo ofrecía dos días de permiso laboral remunerado por el nacimiento de un hijo, el que cambió luego de aprobarse la Ley Orgánica 3/2007, la cual incluyó por primera vez el permiso por paternidad como medida de apoyo a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral. Y desde entonces suma y sigue: 13 días ininterrumpidos de permiso en 2007, cuatro semanas en 2017, cinco en 2018, ocho en 2019, y se espera que para 2021 llegue a las 16 semanas, equiparándose a las otorgadas en la maternidad.

Sin duda, hoy España se encuentra a la cabeza de Europa. ¿Cómo lo lograron? A través de la ampliación de un decreto ley el cual busca equiparar los permisos de paternidad y maternidad, así como también el de reforzar la presencia del padre en los cuidados del hijo y el de las mujeres en el mercado laboral. Además, la movilización de diferentes sectores en apoyo de estos cambios fue crucial. Y el esfuerzo no es menor, puesto que, según estimaciones del gobierno español, el gasto que supondrá la implementación del permiso de paternidad durante este año será de 226 millones de euros más de gasto con cargo a los Presupuestos Generales del Estados (PGE) y otros 53 millones más, a cuenta de las cuotas empresariales.

Y así como en España, otros países se adhieren al sistema de permisos parentales igualados. Algunos ejemplos: Islandia, ambos padres tienen derecho a tres meses intransferibles entre sí; Suecia, los progenitores tienen derecho a 480 días de permiso conjunto otorgando un 80% del salario anterior durante todo el periodo; Noruega, el permiso está equiparado y aumenta si se tienen más hijos a la vez. Esto último también sucede en Croacia, en el que el sistema otorga a la madre un permiso por maternidad de 115 días ofreciendo el 100% del sueldo hasta los seis meses (luego da una ayuda) y uno parental intransferible de cuatro meses. Mientras que en Noruega, se paga el 100% del salario si se toman 35 semanas o el 80% si se accede a las 45 semanas que ofrece. Volviendo a Chile, ¿qué es lo que nos aleja de la realidad de los países antes mencionados?

Sensibilizando a los chilenos. En el marco de la celebración del día del padre de este año se lanzó la campaña “#PapáConmigo”, la que estuvo a cargo de la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá, y su par del Trabajo, Nicolás Monckeberg, la que busca difundir entre los padres trabajadores el ejercicio del derecho de postnatal y parental, para así fomentar las responsabilidades compartidas en el cuidado de los hijos fomentando de esta forma la equidad de género. Sin embargo, el anuncio de esta campaña no logró llegar a la agenda parlamentaria para exigir un aumento en los días del permiso postnatal masculino, ¿cómo podemos explicar esto?

Un dato que nos preocupa. En 2018 solo dos de cada 10 padres trabajadores chileno utilizó el postnatal de cinco días y apenas un 0,2% solicitó el permiso de Postnatal Parental. Chile requiere un cambo urgente. “Que quede claro que el derecho es, al mismo tiempo, un deber.”, aseguró Monckeberg para La Tercera, y además agregó que “hoy el permiso de cinco días luego del nacimiento de un hijo es un derecho irrenunciable. Las empresas deben estar muy conscientes de que no pueden avalar ni mucho menos desincentivar el uso de estos días”, aseguró.

Lorena Armijo, Investigadora Centro de Investigación y Estudios en Familia, Trabajo y Ciudadanía (CIELO UST), explica en una entrevista con el diario The Clinic que “a nivel internacional se ha propuesto, por ejemplo, la ampliación del permiso de paternidad para que los hombres hagan uso de al menos cuatro semanas, la modificación de la normativa como nulidad del despido en caso de producirse durante el disfrute de dicho permiso y el incentivo a las empresas para que elaboren planes de conciliación para padres”. Concretarlo en Chile, ¿es posible?

La tarea es dura, pues para exigir primero debemos hacer uso de lo que queremos. Lo primero es tomar conciencia de la importancia del rol del padre durante la primera etapa de vida de nuestros hijos y como figura de apoyo clave para la madre, la familia comienza a tener una nueva dimensión y es necesario tiempo y red de apoyo para adaptarse a los cambios y así generar un cambio cultural, de este modo lograremos obtener más apoyo tanto del sector público como del privado.

Por otro lado, si bien la ley establece el mínimo derecho de los padres, existen empresas como VTR, entre otras, abiertas a dar más beneficios, entonces es cuando surge la pregunta, ¿por qué otras sólo se esfuerzan a cumplir con el mínimo si existe la posibilidad de ofrecer algo más? Según el ministro del Trabajo “la misión es que las empresas, los sindicatos, los trabajadores ejerzan esos derechos, y nosotros fiscalizar que así sea. No descartamos ir ampliando y viendo mejoras que hagan que estos derechos se profundicen”. 

Aquí lo importante es conversar y socializar estos temas, ustedes como pareja, ¿han hablado al respecto? Si aún no lo hacen, ¡manos a la obra!


Publicación más antigua Publicación más reciente