WORKSHOP ON LINE INICIO 20 AGOSTO ¡ADIÓS MAMÁ COLAPSADA!

noticias

El primer mes de vida de tu hijo: ¡Todo lo que tienes que saber!

Mu'hu Comunicaciones

Durante el primer mes de vida, los bebés pasan la mayor parte del día durmiendo entre 16 a 18 horas, y se despiertan por cortos períodos para comer, los que pueden ir de siete a 12 veces al día. Como ya sabemos, el mejor alimento para tu hijo hasta los 6 meses de vida es la lactancia materna, es decir, el calostro (líquido amarillento) que segrega la mama de la mujer los primeros dos o tres primeros días, y posteriormente su leche, la que ayuda a reforzar su sistema inmunológico.

Es sabido que los bebés alimentados con pecho poseen mayores defensas para no contraer resfríos, alergias, diabetes, diarrea, eccemas (dermatitis atópica), asma y otitis media. Sin embargo, hay mujeres que no tienen una buena lactancia o los bebés se encuentran con bajo peso al momento de salir de la clínica, por lo que lo más probable es que el pediatra receta una fórmula de leche complementaria.

¿Cuántas tomas debo darle? En un comienzo debe tomar pecho a demanda, es decir cada vez que tenga hambre o creas que así es, esto resulta beneficioso puesto que ayuda a la producción de leche, la que poco a poco irá adaptándose a las necesidades y demandas de tu hijo, pero en promedio, un recién nacido toma pecho entre 8 y 12 veces durante el día.

En caso de que el pediatra haya sumado relleno, la temperatura del agua no necesariamente deberá ser de 36-37°C, puesto que dependerá del bebé si le gusta más templada. En relación a la mamadera, deberemos intentar con diferentes chupetes hasta encontrar el que más se adecúe al bebé, por lo que se recomienda tener al menos dos o tres. 

En caso de que duerma por más 3 horas seguidas durante la noche, puedes dejarlo dormir entre 5 y 6 horas, siempre y cuando haya ganado peso y no sobre pase los 3 kilos, el resto de las tomas tienen que ser más frecuentes (3 ó 4 horas).

¿Debo incluir el chupete en esta etapa? La recomendación apunta a no usarlo hasta que la lactancia materna esté totalmente establecida luego del primer mes.

Con relación a las vitaminas, de ser necesarias, el pediatra le recetará vitamina D para que presente una mejor absorción del calcio y una correcta mineralización de los huesos.

¿Qué vacunas le tocan? Durante el primer mes, ninguna obligatoria que establezca el Ministerio de Salud de nuestro país. Sin embargo, según el nuevo calendario de vacunas 2019, te adelantamos que a los 2, 4, 6 y 18 meses deberás administrarle la vacuna Hexavalente (vía inyección), la que contiene la vacuna pentavalente contra cinco enfermedades: Hepatitis B Difteria, Tétanos, Tos Convulsiva, Enfermedades invasoras por H. influenza tipo b (Hib), y a la cual se le agregó la vacuna contra la Poliomielitis, la que antes se administraba de forma oral. Todas las vacunas son parte del Programa Nacional de Inmunizaciones del Ministerio de Salud, las que son obligatorias. Pero, ¡ojo! Las vacunas de la influenza no se ponen sino hasta los 6 meses, así que durante los periodos de inverno hay que cuidarlo al máximo y exponerlo al mínimo de riesgos.

Temas de higiene. Durante este mes el promedio de pañales a utilizar es entre 8 y 10, la cantidad muchas veces se entiende porque las madres temen posibles irritaciones en la zona, y también porque los bebés toman leche durante todo el día.

¿Cómo limpiar los genitales del bebé? Si es niña, siembre se debe hacer de adelante hacia atrás. En el caso de los niños, en su mayoría, nacen con fimosis, por lo que al limpiar nunca se debe forzar la piel del prepucio hacia atrás.

¿Cómo sé que no está estreñido? Los recién nacidos pueden defecar entre 4 ó 5 veces al día. Hay algunos que lo hacen 10 veces y otras tan solo una o dos veces. Pese a la gran diferencia, todo está dentro de lo normal. También debes saber que las deposiciones de un bebé que toma el pecho son amarillas o verdosas y líquidas.

En relación con el cordón umbilical, este puede tardar entre 6 a 15 días en caerse, en caso de tener mal olor o notar enrojecimiento en la zona, se recomienda llevarlo al pediatra. Si todo va en orden y el cordón ya se desprendió, podemos iniciar la fase del baño.

La recomendación es usar una bañera portátil con una malla para recostarlo. La ceremonia se inicia con agua tibia (36-37°C), en una habitación cálida en donde no haya corrientes de aire. El jabón que utilizaremos debe ser neutro y también podremos usar una esponja blanda. Al terminar el baño, debemos secar al bebé y revisar bien sus pliegues, puesto que, de quedar húmedos, pueden aparecer infecciones.

¿Cuándo puedo cortarle las uñas? La respuesta puede resultar un poco obvia, “cuando estén largas y puedan arañarse”. Lo ideal es usar una tijera de borde redondeado. La recomendación es hacerlo cuando estén dormidos.

Hora de dormir, ¡dulces sueños! Los padres deben saber que el sueño es un hábito, por lo que muchos pediatras sugieren realizar una rutina a la hora de dormir, ya sea en su propia cuna o practicando el colecho. Una buena opción es comprar un cojín antirreflujo, el bebé siempre debe dormir boca arriba, puesto que hacerlo en sentido contrario, aumenta el riesgo de muerte súbita.

¿Cuándo acudir al pediatra? ¡Ojo! Muchas veces notamos al bebé “caliente” por exceso de ropa, pero si el termómetro marca igual o mayor a 38°C, o si vomita mucho, o lo encuentras decaído con llanto débil o ausente, o con dificultades para respirar impidiéndole alimentarse adecuadamente, debes llevarlo inmediatamente al doctor.

Los bebés también lloran por hambre, sed, pañales mojados, frío, calor, ruidos intensos, por forzarle a comer, porque desea que lo abracen o no lo hagan, entre otros. Sin embargo pueden existir otras causas. El cólico del lactante son episodios de llanto que pueden durar entre 2-3 horas al día, por más de 3 días a la semana, y que por lo general ocurren durante la tarde-noche. En algunas ocasiones corresponden a alergias alimentarias o falta de maduración del tracto intestinal. Si estás con duda, visita al pediatra.  En Internet encontrarás muchos videos o tutoriales que abordan estos temas. ¡Nunca está de más darles una mirada!

Algunos datos curiosos que debes saber. Si bien se sabe que durante este mes sonríen por razones que desconocemos, luego comenzarán a hacerlo cuando reconocen una cara conocida. Los bebés  en este periodo solo ven a escasa distancia, para luego ir centrando la mirada con el paso de los meses.

En relación al hipo y estornudo, también es un reflejo en el que los especialistas aún desconocen sus causas, pero es algo que también resulta normal y no se debe a que tengan problemas digestivos o respiratorios.

Hora del sueño. Cuando nuestro bebé duerme, puede tener movimientos oculares y de “chupeteo”. También puede emitir sonidos y una respiración irregular. Esto también es completamente normal. Luego de esta fase, entrarán en un sueño más profundo. 

Muchas cosas pasan durante este primer mes, ¡disfrútalas! Los niños crecen muy rápido y van cambiando mes a mes. Atesora cada momento que puedas como algo único e irrepetible, luego ¡nunca más serán así de pequeñitos!

 


Publicación más antigua Publicación más reciente